domingo, agosto 28, 2011

Monjes a la Edward Cullen y a la rockstar

Este blog va a empezar a ponerse medio budista, asi que si no les parece, besito de buenas noches. Si bien ya tengo unos 5 años estudiando, comprendan que en este último año mi vida ha girado alrededor del budismo, bueno... y un poco de drama sentimental porque a pesar de terminar en a, drama tiene una razón para ser EL, nomás dile "creo que ésto no está funcionando" para que ahora si te haga caso.

Sí, ya se que me faltan todas las aventuras de mi medio añito en Asia pero prometo ponerlas como hice en otros viajes. Pero como no puedo seguir postergando porque no he hecho lo otro y ahi me la llevo sin escribir y ya empiezo a recibir reclamitos. Bueno acabando el hiato de anuncios parroquiales, a lo que te truje.

He andado de gira por este valle de lágrimas llamado México con un maestro del budismo tibetano que dirigió algunos de los retiros en Nepal e India en los que anduve y me pidió si le ayudaba a traducir parte de su estancia en México.

El caso es que dicen las leyendas urbanas que estos maestros pueden escuchar los pensamientos. Y cualquiera medio familiarizado con la meditación no lo encontrará tan dificil de creer. Si uno que es bien novatote luego te pasan cosas asi de "ah canijo", y es que la neta no hay nadie que conozca la mente tanto como los budistas, le han dedicado 2,600 años de hora-nalga. Y me parece que a estas alturas ya tienen su técnica para ésto bien desarrollada, a mi no me la pegan.

Entonces, dicho lo anterior, la aplicación de andar toooodo el día junto a un monje así se vuelve un poco... ahy como decirlo.... del nabo. ¿Y si sí es cierto?? Yo por si las flais dije, aprovechemos el respeto por el monje (+miedito/vergüencita) para tomarlo como práctica. Observar tu mente a final de cuentas es la tarea principal de cualquier budista. Yo todos estos días he sido taaan budista. Quemo mis pensamientos, recito mantras, medito, pasteldechocolate pasteldechocolate...


Estoy haciendo un diplomado en filosofía budista y leí que en lo que tarda un tronido de dedos te pasan por la mente ¡¡65 eventos!! Ofcurs que yo veo como dos cada 10 minutos (en mis días buenos) pero ya es muchísima ganancia, y ah como se me ocurren pendejadas. Así que a los dos días tuve que aplicar la autoaceptación, sigo vigilando mi mente pero pues ahi asté comprenderá mi continuo mental tan chafa. Por qué creen que el vampirillo Edward tenía 500 años sin enamorarse y luego zaz hasta las manitas por la única a la que no le puede leer la mente, ¡¡a ver diganmen!!...

Fuera de eso que es medio agotador, ha sido una aventura muy interesante. La primera plática en Durango fue para dos mil personas y yo sólo pensaba al ver al público "no se trata de mí, no se trata de mi" en realidad nunca lo es pero dígale eso al yo nerviosito. Luego un taller de varios días donde tuve contacto mas cercano con las personas. Muchas historias que no es mi papel contar pero que en verdad conmueven y me alegra poder ayudar a ayudar.

Un día tuve una duda de la vida, y solo dije, Venerable do you have 5 min? y después de los 5 min tenía la vida resuelta. ¿Así o mas afortunada?

El gobierno de Gomez Palacios nos contactó porque recibieron muchas llamadas de por qué no iba Venerable para allá estando en el estado. Así que el único día que teníamos libre (trabajamos mas que chachas) pues que nos suben en una camioneta, nos bajan, nos trepan en una avioneta, nos bajan y a otra camioneta, llegamos 20 min antes de la plática para 300 personas, dámos la platica (jajaja ¿¿dámos quimosabi??). Al terminar las personas se lanzan a Venerable, todos muy conmovidos, nos tienen que sacar por la puerta de atrás y casi en vilo, de vuelta a la camioneta, al aeropuerto, a la avioneta. En el aeropuerto de Durango nos esperaba un grupo de Parral que quería pedirle a Venerable que fuera para allá, desgraciadamente llegamos al hangar directamente y no los vimos (si alguien sabe quienes son avísenme para ponerlos en contacto) de vuelta a la otra camioneta y hasta la Ferrería donde nos esperaba la actividad de la tarde. Ijoesú! El pobre monje solo pide esquina y la neta yo también. Super contenta pero fatigada. Muchas gracias por todas las atenciones recibidas, especialmente a los que nos hospedaron.


miércoles, agosto 24, 2011

Ahi vengo, lo prometo

"Hay veces que escribir, en vez de ser una percepción nueva, es como intentar capturar algo y fijarlo. Esta necesidad de capturar nos ciega y ya no hay una perspectiva fresca, no hay ojos bien abiertos, no hay curiosidad. Cuando no estamos intentando capturar nada nos convertimos en hijos de la ilusón." Pema Chödron