lunes, abril 26, 2010

En la misma tierra...

Me encontraba en una de esas tiendas tan de moda, una tienda naturista. Quería comprar algo de chocolate orgánico y certificado de comercio justo (fair trade) para hacerme unas barritas de chocolate con amaranto. Veía las marcas, los precios y una señora con tres niños se me acercó y comenzamos a platicar sobre lo orgánico.
Ella mostró una postura apasionada en contra de los productos alterados genéticamente.
Y entiendo su postura, pero yo soy menos sentimental y más lógica y pues las matemáticas de este asunto no me cuadran...

Seguir leyendo aqui...

lunes, abril 19, 2010

De bultos y cámaras

Horror, este blog últimamente ha sido puro link y seriedad. Cero charra, pero hoy tengo ganas de compartir asi que agárrense.

El sábado por la noche por fin tuve la oportunidad de conocer a una de las educadoras sexuales más reconocidas en Norteamérica: Ducky Doolittle. Sí, ya se que tiene nombre de artista porno pero la verdad es bastante seria y hasta un poco ñoña. Fuera de una que otra que se notaba muy corrida, la concurrencia parecía más una clase de cocina. La plática era de sexualidad masculina (dejémoslo’ai) y la verdad dadas mis circunstancias, ir fue más un acto de fé que de aplicación práctica (como ir a misa), pero bueno, uno reza antes de irse al cielo ¿no?

Me quedé pensando que siempre he dicho que pobres las mujeres (ver post aqui) que estamos muy traumadas en asuntos del sexo pero esta conferencia me hizo ver que los hombres también tienen su carga de pendejadas aprendidas y sobretodo mucha ignorancia sobre su propia sexualidad. Como dijo alguien, el problema no es que los moteles estén siempre llenos, el problema es que están llenos de gente haciéndolo mal. Go batos go! Toda la información aprendida fue corroborada como cierta por mi amigo gay, ps nadie sabe más de hombres que un gay.

Desgraciadamente Ducky no regresa a Toronto en un bueeen rato, pero si andan en NY lléguenle, de verdad que te hace abrir los ojos.

El lunes me invitaron al juego de apertura de los Blue Jays (ni me pregunten quién ganó porque uno va a los Jays en actitud zen, vivir el momento sin importar el resultado). La pasé muy chido, luego nos fuimos a escuchar jazz y seguir pisteando, y qué me doy cuenta que dejé mi cámara en el estadio! Ya a esas horas estaba más que cerrado y habíamos dejado el estadio cuando apenas empezaba a vaciarse y ella era tan grande, tan brillosa. Uts, ¿la volvería a ver?

Desgracia!! mi cámara que me compré con tanto esfuerzo, vueltas y vueltas que di, iba y la probaba y luego volvía otro día. Al otro día dejé recado en el teléfono que tienen de Lost and Found. Nada, no llamaban, asi que en cuanto salí del jale me lancé al estadio, antes de que empezara el siguiente partido en caso de que siguiera ahí. Si, uno en estos países se vuelve iluso.
Pues cuando llego a las puertas del Roger Center (guacala para mi siempre será el Skydome) que me llaman para decirme que probablemente tengan la cámara, me pidió señas y particulares. -¿Cuándo puedes recogerla?
-Pues como que ya, estoy aquí.
-Véme en la puerta 7.
Y pues que sale el jefe de seguridad del estadio, pérenme necesito ponerle más producción a esto. Inserte aquí musiquita romanticona cursi de Disney, entrecierre los ojos para que las orillas de la imagen se haga borrosa… ¿ya? entonces vea salir a un peladote grandote, cuerpazo, con uniforme, güero (que dios sabe que los güeros no es lo mío), una carita de niño y mi cámara en las manos.

Hola Paola. me dice y yo solo atino a sacar de mi bolsa la tapita del lente, y se la pongo, momento Cenicientoso, por si quedaba duda de que era mía. El se ríe mucho. Wow this is nice and bulky, bulky.. bulk… bulto… ¡Paola mira para otro lado!

Cuando logro articular palabra la digo:
-¿puedo dejar esta recompensa para el que la regresó?
- No sabemos quien es, no te preocupes.
Empieza a firmar la orden de liberación y me dice todo coqueto, ¿te veremos pronto por aquí? , ¿eres fan? Y yo solo me mordí mi trenza. Ahhh ya sé, yo de plano voy para atrás pero era demasiado tentar a la suerte; un día no da pa’tanto.

De regreso en el metro se me ocurrieron 50 respuestas, ya pa’que. El tren se paró y me hicieron bajar por pendeja, a mi y a otros dos mil usuarios. Decidí caminar a mi casa en zapatos no tan caminables como si fuera peregrinación a la basílica sobre dos fichitas para recordar la lección y sobretodo para agradecerle a este país por ser como es. En el proceso al menos unas 3 personas fueron lo suficientemente honestas como para ver una cámara así y tomar la decisión de entregársela a alguien más, confiando en que llegaría a su dueño ¿En serio cuales eran las posibilidades de recobrarla? Y yo que pensé que la vez que un vagabundo me buscó para regresarme mi cartera era garbanzo de a libra…

Te quiero Canada.


http://duckydoolittle.blogspot.com/

domingo, abril 18, 2010

Sacerdotes sin fusil pero con hartas balas

¿Cuándo un comportamiento se presenta con regularidad en un grupo de personas no es de suponer que al menos algunas de las causas son compartidas? En lo más mínimo estoy tratando de defender a los eclesiásticos pederastas, pero tampoco es que la iglesia les ofrece herramientas para canalizar su energía caliente, que no se va con mucho rezar.

Seguir leyendo aqui...

viernes, abril 16, 2010

Mátenme dos veces

¿Que los Estados Unidos y Rusia firmaron un acuerdo para reducir armamento nuclear? cierto. ¿Qué le han sacado provecho a la publicidad? cierto. ¿Qué Obama justificó un poco su premio Nobel? cierto. ¿Que pone presión en otros países con armamento? cierto. Pero en realidad toda esta faramalla no sirve para mucho. Ni siquiera la reducción de la tercera parte del armamento representa un avance importante. Con las armas que existen ahorita se puede destruir la tierra varias veces. Cualquiera de los dos países, solito, puede borrarnos del mapa. Y es que no tiene sentido, ¿qué nos piensan revivir y volvernos a matar?

Seguir leyendo...

.

martes, abril 06, 2010

Robarse la receta es lo de hoy...

No sabemos si la crisis se ha terminado o no, pero es cierto que las predicciones de principios del 2009 sobre el 2010 no se han materializado, afortunadamente. ¿Fue pesimismo o un buen manejo? Quien sabe. Pero hay que reconocer que las acciones aplicadas no fueron la invención del hilo negro.
Fueron enseñanzas aprendidas de la misma burbuja financiera que vio reventar Japón hace dos décadas. ¿Se acuerdan cuando Japón era el mandamás? Truquitos como bajar las tasas de interés, mantener la liquidez de los bancos y de algunos sectores privados vía recursos públicos son enseñanzas que a los japoneses les tomó 10 años aprender y ahora se han aplicado con éxito relativo.
Si los americanos aprendieron de los japoneses ¿No podremos nosotros aprender de un “ahí-la-lleva” Colombia?

Seguir leyendo aqui...

.