sábado, febrero 27, 2010

Colaborando

Pues a final de cuentas me animé y decidí entrarle un poco mas serio (no mucho, no doy pa'tanto) a esto de la escribidera. Voy a colaborar semanalmente. Échenme porras porque a mi nomas oigo la palabra "tengo" enseguida de "que escribir" y uts no, me salen ronchas y me dan convulsiones y me invento muchos muchos pretextos para no sentarme a escrebir.

Mi primer mensaje es de una noticia que leí y a mi me impactó mucho. No se ha oído mucho más porque el chupacabras gringo (carros Toyota) tiene invadidos los medios. Será posible que un nuevo arreglo económico esté por darse??? Drama y del fino...

Mas aquí,.......................

martes, febrero 09, 2010

Los quiero, están en mi corazón, nunca cambien...

Hola mis estimados,
pues como me largo a pasar el dia de San Valentín por otros rumbos les dejo mi participación relativa al evento. He dudado sobre dar mi opinión o no acerca del amorss. Porque la verdad es que de eso no entiendo un pito carajo.
He amado aunque
no se haya notado,
me han amado y
peor me he desorientado.
(aplausos)

Así que dejo aquí algo que he estudiado de los budistas y como todavía no lo entiendo bien pues vengo aquí a exponerlo. Bahh ¿qué chiste tiene hablar de lo que uno es experto?

Los budistas decimos (quimosabi) que todos los sufrimientos viene de dos partes. Del apego y la aberración de las cosas. La aberración se entiende como querer evitar a toda costa; querer evitar el dolor, la enfermedad, la muerte, el caimiento de las chichis, arrugas y palitos. Querer evitar ser pobre, feo, menso. Todas esas cosas son inherentes al Samsara, la rueda de la vida y tenemos que aprender a vivirlas, a no ignorarlas.

La segunda es aferrarnos a lo bonito, porque oiga, que bonito es lo bonito. Los que saben han dicho que esta segunda figura genera todavía mas dolor que la otra, mas fuente de angustias y guerras. Pretender que cosas como la belleza, el poder, la vida y aqui entra también el amor, son atemporales y permanentes es absurdo. Nos pasamos la vida cuidando nuestras plantitas de lo bonito, pensando que son cactus, y no son mas que orquídeas cuidadas por la Charra (o sea bien perenes). Los budistas no buscamos (quimosabi) una negación de la realidad, sentarte a meditar no es desconecarte. Es entender la realidad y dejarla ir. Dejar entrar el dolor y dejar ir el placer. Ninguno de los dos te pertence.

Entonces después de la frijoliada mental. Yo entiendo que el amor es pasajero y mas aún es independiente de la persona. Entoces aqui viene la diferencia sutil pero cabrona. En ves de tratar de mantener vivo el amor, deberíamos de venerarlo como una entidad sagrada, como lo hacían nuestros antepasados. Como un ente con voluntad propia y sobretodo ajeno a nuestros deseos.

Lo sentimos tan adentro que pensamos que es parte de nosotros. Y como todo lo que pensamos que es parte de nosotros lo tratamos como una propiedad, le asignamos un valor, ¡lo inventariamos puesn!. Y al igual que casi al resto de nuestro cuerpo le ponemos tremendas malpasadas, o eso intentamos porque al amor le viene valiendo madre lo que nosotros hagamos. Estamos gordos, malnutridos y enfermos de un organo que no existe.

Rindale culto al amor, cásese con él si quiere, pero entienda que él es una figura que va y viene entre ustedes dos. Osease semos tres.

Y bueno les dejo unas fotos del mejor by-product que ha existido del amor. El sepso (o será alrevés). No se vaya a piratear mis fotos eh! que las voy a vender al National Geographic para adultos (hágale click a la foto para ver todo el porn)


P.S. Ojo, no estoy hablando del compromiso sino del amorss, asi que no se vaya a poner todo ofendido.


Si se puede, si se puede...


Chicas, todas somos bellas...



Chicos, siganle buscando, por ahí está