viernes, febrero 25, 2005

Matrimonio gay, nomas la puntita (del iceberg)...

Febrero 25, 2005. Toronto, Canadá. Ahora que estamos en el mes del amor quisiera hablar del matrimonio gay, porque a final de cuentas todo esto tiene un fondo romanticón. Aquí en Canadá este ha sido el asunto de moda últimamente, ya habían dicho que si, luego salió el Primer Ministro con que siempre no y están en un estira y afloje que terminará en una votación de todos los MP´s (como los senadores de México) si se legaliza o no.

Siempre que escriben de esto lo llaman tema sensible, a mi se me hacía medio ridículo pues lo oímos tanto que ya la verdad no le queda nada de sensible, pero al tratar de escribir una opinión al respecto me doy cuenta que sí es un tema sensible, ya que este artículo igual va para mis amigos gay que para mi familia y suegros. Así que para todos van mis disculpas por algún atropello que cometa a sus creencias en busca de mi opinión.

Pensaba en mandarle una carta a mi MP, porque aquí si te escuchan y tiene que validar su voto con cartas y actividades. No nomás levantarse a hablar para decir que no quieren que se cambie el horario porque afectaría su mañanero como cierto diputado mexicano. Pero luego pensé, bueno ¿cual es de verdad mi postura, estoy a favor o en contra, o neutral? No me gusta ser neutral, eso es como hermano del me vale, o no tengo opinión propia y no vine de tan lejos para buscar oportunidades y derechos que no pienso ejercer. Quiero ser parte activa de esta comunidad, no solo vine aquí por el dinero, me gusta este país por lo que lleva dentro, por su manera de ser, no soy una golfa cívica.

Este asunto hizo un llamado en mi interior para reconciliar mi aspecto social con el espiritual, chin, estaría padre vivir en Estados Unidos, así tendría un presidente que no me pondría en estos aprietos, me diría que hacer y como pensar. Todos los derechos hasta el de expresión tienen obligaciones, tengo que encontrar mi propia congruencia. Y mi duda no viene de tomar una postura, mi duda es de vivir con las consecuencias, es decir México puede tener unas votaciones iguales de las que se llevan aquí, el punto es ¿estaría preparado para vivir con el resultado de unas votaciones de este tipo? Entonces, ¿estoy yo preparada para vivir en este país, es decir para vivir activamente y ser parte de esta sociedad? No estoy completamente segura...

Cada sociedad en su tiempo tiene una serie de decisiones que tomar. Ésta deja un legado. Las decisiones que nos toca tomar ahora son diferentes de las que tomaron 200 años atrás, y las que se tomarán dentro de 200 años. Quizá nuestros tataranietos decidan la mayoría de edad a los 12 años, la legalización de la clonación, el chino como lengua única y luchar por la igualdad de humanos y marcianos, suena absurdo para nosotros ¿no? Pues lo mismo sonaron absurdos la igualdad de sexo, la abolición de la esclavitud, los tratados de comercio, el uso de anticonceptivos y la libertad de expresión. La oposición a toda causa ha tenido razones válidas en su momento. Yo creo que muchos países terminaran aceptando esto del matrimonio gay, siglos más siglos menos.

Si los legalizan mi recomendación sería que no los dejaran divorciarse, bueno estas duro y dale con que -quiero quiero-, pues hasta que te lo acabes ¿eh? Igual y encuentran la solución para vivir haplily ever after.

Para mi investigación utilice dos fuentes; en contra; la Biblia y a favor, un argumento que la comunidad gay ha utilizado; los antiguos griegos y la existencia de la homosexualidad en una sociedad intelectualmente avanzada.

En contra: al iniciar esto yo pensé que los argumentos de la Biblia los encontraría como algunas otras investigaciones que he hecho, en pasajes que hay que interpretar o leer entre líneas, pues no. La reprobación de la homosexualidad en la Biblia es clarísima, cero interpretaciones.

* "Por eso, Dios los ha abandonado a pasiones vergonzosas. Hasta sus mujeres han cambiado las relaciones naturales por las que van contra la naturaleza; de la misma manera, los hombres han dejado sus relaciones naturales con la mujer y arden en malos deseos los unos por los otros. Hombres con hombres comenten acciones vergonzosas, y sufren en su propio cuerpo el castigo de su perversión." Romanos 1 26-27

* "...a los que comenten inmoralidades sexuales, a los homosexuales, a los traficantes de esclavos, a los mentiroso y a los que juran en falso, es decir, a los que hacen cosas que van en contra de la sana enseñanza." 1 Timoteo 1:10

* "¿No saben ustedes que los malvados no tendrán parte en el reino de Dios? No se dejen engañar, pues en el reino de Dios no tendrán parte los que comenten inmoralidades sexuales, ni los idólatras, ni los que comenten adulterio, ni los hombres que tienen trato sexual con otros hombres, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los chismosos, ni los tramposos." 1 Corintios 6:10

Y como siempre que leo la Biblia aprendo algo nuevo, aquel que anda juzgando a los homosexuales duramente que piense que para donde vayan a dar ellos habrán de dar los mentirosos, interesados, chismosos, borrachos y adúlteros. Aquel que este libre que tire la primera piedra. Pensé que mi argumento en contra sería más largo, pero a tanta claridad no me queda mucho que decir. Mi iglesia me pide una postura. ¿Están los gays en pecado? Si, porque la palabra pecado y todo su concepto es de la iglesia, ellos tiene el derecho de autor y si ellos dicen sí es sí.

A favor: chútome el libro de Diálogos de Platón, absolutamente recomendable, no le tengan miedo. Efectivamente era una sociedad donde el homosexualismo se veía de una manera más natural. Es decir para los antiguos griegos esta actividad estaba de moda entre los más altos filósofos. Antes los valores de moda no eran yuppies, el super jale, el carro del año, el mejor libro de Covey, para ellos los valores de moda eran la filosofía y la gimnasia. Y era bien visto que un joven tuviera relaciones sexuales con un alto filósofo si esto lo llevaba a su perfeccionamiento. Si el mismo principio aplica a nuestra sociedad no serían mas que unos arribistas, el principio no cambia lo que ha cambiado son los fines loables que perseguimos TODOS.

Así era como lo definían:
--"Hay entre nosotros la creencia de que, si un hombres se somete a servir a otro con la esperanza de perfeccionarse mediante él en una ciencia o en cualquiera virtud particular, esta servidumbre voluntaria no es vergonzosa y no se llama adulación. Es preciso tratar al amor como a la filosofía y a la virtud, y que sus leyes tiendan al mismo fin, si se quiere que sea honesto favorecer a aquel que nos ama; porque si el amante y el amado se aman mutuamente bajo estas condiciones, a saber: que el amante, en reconocimiento de los favores del que ama, esté dispuesto a hacerle todos los servicios que la equidad le permita; y que el amado a su vez, en recompensa del cuidado que su amante hubiere tomado para hacerle sabio y virtuoso, tenga él todas las consideraciones debidas; si el amante es verdaderamente capaz de dar ciencia y virtud a la persona que ama, y la persona amada tiene un verdadero deseo de adquirir instrucción y sabiduría; si todas estas condiciones se verifican, entonces únicamente es decoroso conceder favores al que nos ama. --"

Mi argumento a favor sigue teniendo muchos hoyos. Como leeremos aquí, las personas con tendencias homosexuales no eran reprobadas, al contrario eran benéficas para la guerra y para la el gobierno y eso era lo más importante en aquel tiempo, sin embargo las prácticas homosexuales si eran reprobadas.
--"...los hombres que provienen de la separación de los hombres primitivos, buscan el sexo masculino. Mientras son jóvenes, aman a los hombres; se complacen en dormir con ellos y estar en sus brazos; son los primeros entre los adolescentes y los adultos, como que son de una naturaleza mucho más varonil. Sin razón se les echa en cara que viven sin pudor, porque no es la falta de éste lo que les hace obrar así, sino que dotados de alma fuerte, varonil y carácter viril, buscan sus semejantes; y lo prueba que con el tiempo son más aptos que los demás para servir al Estado. Hechos hombres a su vez aman a los jóvenes, y si se casan y tienen familia, no es porque la naturaleza los incline a ello, sino porque la ley los obliga. Lo que prefieren es pasar la vida los unos con los otros en el celibato.--"

Sócrates que a mi gusto fue uno de los más grandes, reprobó la homosexualidad por dos razones, una la Templanza como valor más elevado, y ésta la define como la victoria del alma sobre cualquier pasión carnal; y dos porque para él la meta final del amor era la trascendencia y ésta se lograba a través de la procreación. Y siendo Sócrates uno de los más sabios y de más avanzada edad digamos que era uno de los "populares", todo un BradPitt el bato.

Así dicta la anécdota:
"Luego que, amigos míos, se mató la luz y los esclavos se retiraron, creí no debía andar en rodeos con Sócrates, y que debía decirle mi pensamiento francamente.
-Le toqué y le dije:
-Sócrates, ¿duermes?
-No --respondió el.
-Y bien, ¿sabes lo que yo pienso?
-¿Qué?
-Pienso -repliqué- que tú eres el único amante digno de mí, y se me figura que no te atreves a descubrirme tus sentimientos. Yo creería ser poco racional si no procurara complacerte en esta ocasión, (...) Ningún pensamiento me hostiga tanto como el de perfeccionarme todo lo posible, y no veo ninguna persona cuyo auxilio pueda serme más útil que el tuyo. (...) A este discurso Sócrates me respondió con su ironía habitual:
-Mi querido Alcibíades, si lo que dices de mi es exacto; si, en efecto, tengo el poder e hacerte mejor, en verdad, no me pareces inhábil, y has descubierto en mí una belleza maravillosa y muy superior a la tuya. En este concepto, queriendo unirte a mi y cambiar tu belleza por la mía, tienes trazas de comprender muy bien tus intereses; puesto que en lugar de la apariencia de lo bello quieres adquirir la realidad y darme cobre por oro. Pero, buen joven, míralo más de cerca, no sea que te engañes sobre lo que yo valgo. Los ojos del espíritu no comienzan a hacerse previsores hasta que los del cuerpo se debilitan, y tú no has llegado aún a este caso.
-Tal es mi opinión, Sócrates -repuse yo- nada he dicho que no lo haya pensado, y a ti te toca tomar la resolución que te parezca más conveniente para ti y para mí.
-Bien -respondió-, lo pensaremos y haremos lo más conveniente para ambos, así sobre este punto como sobre todo lo demás.
-Después de este diálogo, creí que el tiro que yo le había dirigido había dado en el blanco. Sin darle tiempo para añadir una palabra, me levanté envuelto en esta capa que me veis, porque era en invierno, me ingerí debajo del gastado capote de este hombre, y abrazado a tan divino y maravilloso personaje pasé junto a él la noche entera. En todo lo que llevo dicho, Sócrates, creo que no me desmentirás. ¡Y bien!, después de tales tentativas permaneció insensible, y no ha tenido más que desdén y desprecio para mi hermosura, y no ha hecho más que insultarla; y eso que yo la suponía de algún mérito, amigos míos. Sí sed jueces de la insolencia de Sócrates; pongo por testigos a los dioses y a las diosas; salí de su lado tal como hubiera salido del lecho de mi padre o de mi hermano mayor."

Otra cosa que me ha puesto a dudar son las propias dudas de este grupo. Sé que no puedo hablar por todos pero lo que he visto de cerca es que algunos viven atormentados por su propia conciencia. Un día nos encontrábamos discutiendo el asunto de conocer gente por el interné y comentaron que entre los gays es un medio muy solicitado, mi amigo dice -"yo no lo he utilizado ni lo haré porque el 90% de los casos ya sé lo que buscan, tu sabes son hombres es algo biológico-" si, yo pensé, no tiene el freno femenino de buscar conocerse un poco mas, el rollo de no hacerla sentir usada y esas cosas que son el balance del inconciente calentamiento de los machos. Creo que para él ha sido muy difícil ser un gay decente, (no quiero decir que todos los gays sean indecentes, bueno pero al decir gay decente estoy separando lo uno de lo otro, no es lo mismo) sus posibilidades se ven todavía aun mas reducidas. Él nos mira con un poco de sentimiento cuando hablamos de que vamos a confesarnos y de la misa y eso. Nos mira y dice "-- wow, you're so good, yo quisiera pero para que si seguiré pecando. Y no somos mejores personas que él, en lo más mínimo, su conciencia lo atormenta más que cualquier discriminación.

Yo quiero mucho a mi amigo gay, me ha ayudado a apreciar el cine Francés y hasta al Che Guevara. Compartimos nuestros gustos por las cosas de Pottery Barns, noto mi pérdida de peso de 800 gramos ahora que estuve en México, estoy segura que el será un excelente amo de casa. Y si se consigue un tipo al que cuidar y sacrificará un poco su carrera para hacer hogar, porque no necesitas dejar de trabajar para sacrificar objetivos profesionales, y luego que lo deje por uno más joven, lo menos que yo esperaría para mi amigo es que legalmente pudiera estar protegido.

Y aquí entra otro argumento, los derechos civiles de las parejas gay. Hombres y mujeres son iguales ante la ley, y si. Pero socialmente no existe la igualdad, debe existir la equidad, pero esos dos conceptos son muy distintos entre si. Para ser iguales tendríamos que empezar por ser biológicamente iguales, que los hombres también parieran hijos y que no exista la discriminación del género, y quien diga que ya no existe obviamente no es mujer, nunca ha trabajado, o tiene una jefa que le cae mal. No somos iguales y ha sido un error tratar de serlo, las mujeres independientes deberíamos dirigir nuestros esfuerzos hacia la búsqueda de la equidad.

Lo de la adopción, o la crianza de niños en estos casos es lo que me genera más dudas, pero no puedes separar una cosa de la otra, al concederles el matrimonio son todos los derechos y obligaciones que eso genera. Cada quien puede hacer con su vida lo que mejor le plazca, pero los niños son responsabilidad de todos. Si quisiera analizar esto tendría que empezar por si los homosexuales son mejores o peores que los heterosexuales, y ese es el principio de mi conflicto, no puedes hacer una generalidad de esto. Lo que si es que serían una familia disfuncional.

Si miramos a la ley aislada, éste matrimonio tiene espacio y derecho, pero como dije antes, no es solamente tomar la decisión sino aprender a vivir en ella. ¿El matrimonio gay tiene espacio en la sociedad? Hasta este punto, en Canadá si y un espacio de tolerancia más que de aprobación, pero no en la mayoría del mundo y absolutamente no en la religión.

Y aquí llego a un punto que me doy cuenta que para que una sociedad funcione no tenemos que vivir todos bajo la misma creencia para eso existe la tolerancia, si como dije he venido a este país para seguir aprendiendo, esta deberá ser una lección para mi. Uno debe de buscar sus opiniones, expresarlas, tomar decisiones y vivir con ellas pero la tolerancia no es más que el respeto a las opiniones y decisiones ajenas. ¡Que empiece la votación pues! *******