viernes, agosto 27, 2004

Profesiones

Agosto 27, 2004. Toronto, ON. Iba de camino a un concierto y un tipo me detiene para preguntarme si tenia trabajo, yo dije que no y seguí caminando, me preguntó si quería ganarme 150 dólares por trabajar de extra en un comercial de televisión, ahí si me detuve. Con esto empezó mi fugaz carrera en el mundo de la farándula. Pues el día llegó y mi llamado era a las 7 de la madrugada. Obviamente llegue tarde, como cualquier estrella con un poco de dignidad.

Haber participado en este estúpido comercial de televisión fue una gran experiencia que espero no volver a repetir. Una de las primeras sorpresas fue ver que muchos de ellos se conocían, y que hasta hay un sindicato, me pregunto como se llamará, Sindicato de Extras, Dummies, Bultos y Asociados. Y con el auge de Canadá como el nuevo Hollywood, por los costos y por las locaciones, con mas frecuencia ves gente filmando en la calles.

Para empezar repiten la misma toma como unas 60 veces, los actores dicen 6 palabras ¡que no podrán aprendérselas desde antes! ¿O que el director estaría experimentando? Había un efecto especial en el que una mano mecánica se estira, bueno pues ese asunto estaba tan chafa, había un tipo atrás que aventaba un tubo, pero como hacen 60 tomas pues a fuerzas que alguna sale bien. No cabe duda que el que persevera alcanza.

Tuve que animar a un equipo de futbol que nunca vi como por 3 horas seguidas. La hora de la comida llego. Todos se formaron y empezaron a hablar de sus apariciones, la mas reciente Cindirella Man con Russell Crowe. A la hora de la comida se me acerco un tipo con una cara italiana tan tipica y con un fisico que a leguas se veia que en eso invertia su tiempo. Me pregunto si el pollo estaba bueno y que estaba leyendo, tomo el libro y me dice ¡50 dolares por un libro!! creo que jamas se habia tomado el tiempo de estar cerca de uno. Se puso a platicar de su amplio repertorio como bulto, me platico de sus muchas peliculas pero como todas eran de accion pues me quede en las mismas. El caso es que siempre era narcotraficante, pandillero y una vez hasta terrorista en un camion lleno de bombas que lo ametrallan, hasta me hizo la cara : S Luego me platico de su mas controvertido papel ¡ uno en el que hablo!! Dijo, con acento y todo "I'm gonna kill you m$# f%*".

Acababa de hacer una nueva amiga y me dijo que tuviera cuidado con ese tipo, ella lo llamaba en español el Ricowzuave, que siempre trataba de ligarse a las nuevas. Además me platicaba que ella no había participado en la de Cindirella Men porque requerían que las mujeres no tuvieran rayitos en el cabello porque era una película de época y no se usaban y ella pues no se lo iba a teñir. ¡Bravo, así se habla, en tu cara Reese! ella tiene muy claros sus valores y este medio no la va a pervertir.

La tarde se desarrolló mas o menos igual, solo que ahora tenía a mi lado al Ricowzuave y a mi nueva amiga que me explicaban todo lo que pasaba, yo lo único que quería saber era cuando se acababa esto y regresar a mi casa. Otra vez -"Real audio and video, take 3,567, action" Noooo ya no mas. La acción de este comercial era que la mano mecánica colgaban de un pié a un vendedor de chelas y de tanto que lo tuvieron así le empezó a salir sangre de la nariz. Para las 6 de la tarde yo estábamos tan lejos de la cámara que tenía a mi lado a dos monos inflables con gorros y camisetas.

Mis amigos me sugirieron que me uniera al sindicato por la módica cantidad de 40 dólares pero que con eso garantizaba mi participación en los llamados, que hasta iba a tener un agente. Pero ahora entiendo más a los actores cuando salen en clínicas de rehabilitación o en juicio, este ambiente solo pervierte a las personas, esos van a ligar y a ver si sus caras salen en la tele, es un mundo extraño y muy aburrido para mi, por eso abandone esa carrera, y decidí no unirme al sindicato aun y cuando el dinero es tentador, jajajajaja, lo siento no puedo dejar de reírme.

Para las nueve que llegue a mi casa cansada y ardida del sol y los reflectores me di cuenta que Julia Roberts tiene razón esta es una carrera que requiere de mucho esfuerzo y sacrificio, definitivamente no es para mi. Así acabó mi fugaz carrera en el negocio del entretenimiento.

Pero la enseñanza que me dejó es saber que hay muchas personas que viven de eso y además se acercan a sus sueños, en pocas palabras amigos: esto es toda una profesión. Asi que a la proxima que vayas al cine no te levantes cuando salgan las letritas, por respeto a todos estos heroes anonimos. ***